Gestión de color pasos esenciales que todo fotógrafo debe saber

Cuando uno entra en el mundo de la fotografía por esa pasión visual y ese deseo de expresar en imágenes. No se da cuenta que la fotografía a pesar de todo es un medio bastante técnico. Por supuesto está bien el libre albedrío para la creatividad y la visión personal, pero como fotógrafos debemos tener clara una cosa. Si queremos documentar o expresar lo que vemos de una manera fiel a la realidad debemos seguir ciertos pasos técnicos y entre ellos está una correcta gestión del color. Desde la toma hasta el final del proceso, ya sea nuestro fin un medio digital o impreso. Así que empecemos por el principio.

Pasos esenciales para una correcta Gestión del Color

1- Entiende que fuente de luz transmite el color

Sabemos que una de las características del la luz es que llega a nosotros después de ser reflejada en un objeto y es entonces cuando dependiendo de las características del objeto y de la fuente de  luz tendremos un resultado u otro.

Por eso debemos saber que cuando estamos tomando una fotografía de un objeto o persona bajo unas expresas condiciones de luz, hay que tener en cuenta las diferentes condiciones lumínicas, y por ello  diferentes correcciones de color que tenemos que realizar.

2- Balance de blancos (WB)

Como bien sabes cada fuente de luz emitida por diferentes medios, tiene una temperatura color diferente. Su diferencia de calor, provoca una diferencia de temperatura (expresada en grados Kelvin) y consecuencia de eso una dominante de color diferente. Las diferentes temperaturas de color nos hacen variar desde dominantes frías hasta las más cálidas. La luz día nos da unos 5500ºK y luces como la de tungsteno (incandescentes) nos puede dar unos 3200ºK. Esas diferencia de temperatura nos provocan diferencias en el color, que debemos corregir en nuestras fotografías. (claro está, si esa dominante en el ambiente no es parte de lo que queremos expresar en la imagen).

Para corregir estos “defectos” debemos hacer un correcto uso del balance de blancos de nuestra cámara. Por eso haciendo uso de las cualidades de disparar en RAW. Podremos corregir de una manera precisa la dominante en la imagen. Como veremos más adelante.

3- Espacios y perfiles de color

El Perfil de color  (Perfil ICC) representa un variedad de colores que un dispositivo puede captar, ya sea una cámara, un escaner o una impresora. Por eso depende de las características electrónicas por o para el cual fue creado.

 El Espacio de color, como sRGB, AdobeRGB contiene un conjunto de colores independientemente y no relacionado con ningún dispositivo. 

4- Cada cámara tiene su particular respuesta cromática.

Sabiendo que un objeto tiene un determinado color y que este se tiene que representar en el medio final de la misma manera que el original (O lo mejor posible físicamente dado las características del medio utilizado para el resultado final). Tenemos que entender que la cámara debe recoger exactamente el color original.

Como te puedes imaginar cada cámara con sus características: su firmwares, su procesamiento interno, sus sensores CMOS o CCD, etc… tendrán una reacción con el color de una manera única (probablemente parecida a otras pero con las variaciones suficientes para que el color captado por unas sea diferente a otras). No solo cámaras de distintos fabricantes Nikon, Canon, etc… (todos hemos oído decir es que Canon da un color de piel más natural), sino también entre cámaras del mismo constructor y del mismo modelo tiene respuestas cromáticas diferentes.

5- Perfila tu cámara

Por eso debes gestionar desde el principio el color y el primer paso es perfilar tu cámara fotográfica. Debes genera un perfil de color especifico para tu cámara y fuente iluminación.

No todos los reveladores de RAW son capaces de incrustar un perfil de cámara. Así que creo que una buena opción para hacer esto, sin alterar un flujo de trabajo con ligthroom y photoshop. Es en uso de Colorchecker Passport. Aunque puedes usar otra cartas de color y medios como Adobe DNG profile editor.

ColorChecker Passport

ColorChecker Passport

Colorchecker Passport es una carta de color diseñada expresamente para crear perfiles de color específicos para tu cámara. De una manera “fácil” dentro de un flujo de trabajo y con uso de archivos DNG. Su software se integra perfectamente con ligthroom y photoshop, haciendo tu gestión más sencilla. Sin entrar mucho en detalle, está carta de color contiene parches de color de RGB, CMY, colores secundarios, escala de grises, blanco y negro, tonos de piel y representación de los más usados. Permitiéndote una vez fotografiada en tu lugar de trabajo con la iluminación que tu estas usando, corregir el balance de blancos con exactitud y permite mediante sus software integrado en ligthroom crear un perfil especifico para tu cámara. Compensando matemáticamente las diferencias de color de captura de tu cámara y los colores representados en un espacio de color numéricamente exactos. El uso especifico y configuración de Colorchecker ya es parte de un tutorial más extenso, fuera de la intención de este post.

6- Calibrar y perfilar monitor

Una vez has usado tu perfil de cámara para que los colores representados en la imagen sean los correcto, debes tener tu monitor bien calibrado y perfilado para que la imagen que proyecta sea exactamente la original. Al igual que la electrónica de la cámara influye en las variaciones de color. En un monitor ocurre lo mismo. Con esto te puedes imaginar que cualquier paso en el proceso de la imagen debe estar controlado perfectamente. Resumiendo debes tener en cuenta aspecto lumínicos exteriores en el monitor (lux, dominantes, luces incidentes en el monitor), debes calibrar y perfilar el monitor con un calibrador especifico para ello como puede ser Eye One Display 2, Colormunki, o i1Display Pro. El cual comparará y creará un perfil  de color (ICC) especifico para tu monitor y que deberás usar. Puedes calibrar un monitor sin colorímetro,, pero ten en cuenta que un aparato especifico al uso será tu mejor opción (no la más barata), su configuración y el correcto uso de este y la zona de trabajo está fuera de esta publicación. Investiga un poco o está atento a blog, quizá tengas un tutorial al uso.

7- Uso correcto de la gestión de color en photoshop

Cuando nuestras imágenes ya tienen asignado un perfil de color, el de nuestra cámara debe hacerse correctamente en uso de la gestión de color durante todo el proceso de edición. Debes convertir al perfil de trabajo que estés usando y a ser posible en el mayor espacio de color para asegurarte que todos los colores están bien representados y no son recortados en el proceso. Puedes usar ProPhoto rgb un espacio muy amplio o Adobe rgb1998, como espacio de trabajo pero ten en cuenta que la mayoría de soporte finales no soportan estos espacios y volverás a cambiar a una más reducido. Si tu medio final es el digital y vas a publicar en la web seguramente debas convertir al espacio de color sRGB y en 8bits.

8- Perfila tu impresora

Si tu imagen final es la impresión en papel fotográfico, debes crear un perfil (ICC) para esa impresora especifica y para ese papel especifico. Y usarlo correctamente en todo el flujo de trabajo en la edición. Ten en cuenta que los espacio de color CMYK que usan las impresoras es mucho más reducido que que otros espacios y puede hacer que la imagen final no sea lo que esperabas, para minimizar posible recortes de color y variación debes controlar bien el modo de convertir al perfil de impresión (colorimétrico, relativo, etc).

Así que debes crear un carta de parches de color con tu impresora, para posteriormente medir con el colorímetro (espectrofotómetro), esta vez especifico para poder medir parches de color, como Colormunki, y crear el perfil ICC para usarlo en el monitor para pre visualizar, pruebas softproof y para la conversión del perfil al imprimir la imagen final.

Espectrofotometro

Espectrofotometro

9- Visionar la impresión

Por último no debes olvidar donde ves tu impresión final o mejor dicho bajo que condiciones de lumínicas visualizas tu fotografía. Como comprenderás no es lo mismo ver una imagen bajo una vela que a plena luz del día. Así que asegúrate de ver el resultado final bajo una luz normalizada D50 o al menos ser consciente de la influencia de la luz en tu copia impresa.

10- Conclusión

Debes ser consciente que todo este flujo de trabajo y el uso correcto de la gestión de color puede variar en algunos pasos o procesos. No es lo mismo un bodegón, una sesión de moda, fotografía de viaje o street photography. En algunos tipos de fotografía no se puede hacer uso de toda la gestión pero no debes olvidar la por completo. Al menos intenta calibrar y perfilar tu monitor.